La exposición Goya y el infante don Luis: el exilio y el reino constituye una ocasión excepcional para poder contemplar en las salas del Palacio Real de Madrid un conjunto de obras maestras de la pintura, realizadas en un periodo de gran interés histórico, filosófico y artístico.

En 1783 y 1784 Francisco de Goya visita el Palacio de Arenas de San Pedro, invitado por el infante don Luis. El fruto de esta relación fue muy fecundo, no sólo por la realización del célebre retrato titulado La familia del infante don Luis de Borbón, sino por una larga secuencia de retratos familiares, dispersos por importantes instituciones europeas y americanas, que podemos admirar en esta exposición.

Junto a la serie de retratos, veremos la producción de otros pintores que también estuvieron presentes en el círculo cortesano del infante, como Luis Paret, Mariano Salvador Maella, Francisco Bayeu, Juan Meléndez, Anton Raphael Mengs y la familia Tiepolo. Pero el proyecto no se restringe a lo meramente pictórico, sino que se completa con una sección de artes decorativas, documentos gráficos, musicales y otros.

Como Presidente de Patrimonio Nacional agradezco la colaboración a todas las altas instituciones y prestadores, gracias a los cuales ha sido posible esta gran exposición.

La exposición Goya y el infante don Luis: el exilio y el reino no se hubiese podido realizar sin el apoyo generoso y decidido de Fundación Banco Santander. Mi felicitación al comisario, don Francisco Calvo Serraller y a todos los profesionales que han participado.

José Rodríguez-Spiteri Palazuelo. Presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional